Gastronomía internacional, Recetas, Repostería, Dulces y mucho mas.

Leche frita

INGREDIENTES

150 gr. de azúcar

150 gr. de maicena (harina de maíz refinada)

1 litro de leche

1 peladura de limón

1 rama de canela

Para freír y rebozar:

Una cucharada de canela en polvo

1 taza de harina normal

2 huevos

1 taza de azúcar

1 taza de aceite (yo utilizo de girasol)

ELABORACION

En un cazo calentamos 3/4 partes de la leche, el resto la reservamos en un bol y le añadimos la harina de maíz y lo reservamos.

Cocemos la leche con una rama de canela y la peladura de un limón o de naranja, sin que llegue a hervir, una vez que esté bien caliente, la retiramos del fuego y la dejamos reposar 10 minutos para que cuajé.

Colar la leche para retirar la peladura, la nata que se ha podido crear en la superficie de la leche y los posibles trocitos de canela en rama que pueden haber quedado flotando en la leche.

Ponemos de nuevo al fuego la leche, añadimos el azúcar y una vez que esté caliente agregamos la leche fría con la harina de maíz disuelta, poco a poco y sin dejar de remover con unas varillas, cuando veamos que está alcanzando el punto de ebullición, apartamos del fuego y removemos enérgicamente con las varillas durante unos minutos para que no se nos queden grumos.

Preparamos un molde cuadrado de unos 25 cm. de lado, lo pintamos con aceite de oliva y vertemos la crema, movemos el molde sacudiéndolo para que la crema se quede lisita por la superficie y dejamos enfriar.

Una vez frío cortamos en trocitos cuadrados de unos 2 cm. y los vamos sacando a una bandeja.

Batimos los huevos en un bol y reservamos, mezclamos en un bol el azúcar y la canela y ponemos la harina normal en un bol.

Ponemos el aceite en una sartén profunda y lo calentamos, entonces vamos mojando la leche en harina y después en huevo batido y seguidamente los ponemos en la sartén, cuando estén dorados por todos sus lados, los sacamos y escurrimos en papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.

Cuando tengamos toda la leche frita lista, la vamos pasando por azúcar normal mezclado con la canela y lo presentamos.

Está muy rica tibia, acompañada de una bola de helado de turrón o vainilla, o simplemente sola.

Si la dejamos de un día para otro, tenderá a sudar y derretirse el azúcar, pero si queremos servirla y que no se note, bastará con volverla a rebozar en azúcar y canela, estará como recién hecha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s